COMPARTIR
Opel, la historia detrás del emporio que dio vida al Corsa

La historia de esta marca automotriz comenzó cuando Adam Opel, su fundador, abrió una fábrica de máquinas de coser en 1886; un año más tarde y tomando como ejemplo a otras empresas inició también con la fabricación de bicicletas.

A Adam Opel no le interesaba en lo absoluto la industria automotriz y cuando muere en 1895, fueron sus hijos los que se plantean dicha posibilidad debido a las bajas ventas de las bicicletas.

Opel, la historia detrás del emporio que dio vida al Corsa




Fue entonces que, en 1987, adquieren la empresa Anhaltische Motorwagenfabrik. Luego de una reestructuración abrió sus puertas el 21 de junio de 1899. En su primer año se fabricaron 11 vehículos.

En 1900 existieron algunos problemas entre la familia Opel y los directivos de la fábrica adquirida, y cómo los números no cuadraban tuvieron que cerrar el departamento de automóviles.

Por la mente de Opel no pasó la idea de salirse del negocio

A pesar de este “ligero problema” los Opel no pensaban abandonar este rubro, así que importaron modelos Renault y Darracq desde Francia. Los resultados fueron excelentes, tanto que adquieren la licencia para fabricar autos Darracq.

Fue en 1902 cuando presentan al mundo su primer vehículo cien por ciento propio. Un coche de 2 cilindros y motor de 1894 cc. Dos años más tarde, develan uno de 4 cilindros y en 1905 sale a la venta un ejemplar con motor más grande, de 6,880 cc.

Opel y la Primera Guerra Mundial

Opel, la historia detrás del emporio que dio vida al Corsa

Poco antes de la Primera Guerra Mundial, 1914 para ser exactos, la gama de Opel era bastante prolífica, todo iba viento en popa, situación que les permite presentar su primer auto de 6 cilindros en 1916.

Con la derrota de Alemania en la guerra, la situación económica en aquel país cambió drásticamente, por lo que los motores de 6 cilindros no tuvieron el éxito esperado. La base seguirían siendo los coches de baja cilindrada, económicos y accesibles.

Fue entonces que Opel se dio cuenta que el futuro de la empresa se encontraba en la producción en masa de un auto popular, que pudiera adaptarse a la demanda del mercado alemán.

Opel, la historia detrás del emporio que dio vida al Corsa

De esta forma, en 1924 se montó una cadena de producción en serie y se inició la fabricación en masa de un modelo 4 cilindros de 951 cc, el Laubfrosch, que tuvo un éxito inmediato.

A finales de 1928 y principios de 1929 inician las negociaciones con General Motors (GM), empresa que les ofrece un jugoso cheque difícil de rechazar.

El Opel P4 se dejó de fabricar dos años después

El primer auto con este cambio de administración fue el Opel P4, desarrollado en su totalidad por GM. Ejemplar que empezó a construirse en septiembre de 1935 y cuya venta fue solo en Alemania; fiel a su nueva imagen, se trataba de un auto de bajo costo.

Opel, la historia detrás del emporio que dio vida al Corsa

El P4 tuvo gran aceptación gracias a su economía y diseño de vanguardia, se mantuvo dos años en venta y su producción paró luego de fabricar 65,864 unidades. Su rápido final se debió a los celos comerciales que existía tras la aparición del Volkswagen Sedán, el auto concebido y amparado por el régimen de Hitler.

En 1935 aparece el modelo Olimpia, bautizado así en honor a los juegos Olímpicos de Berlín 1936, y un año más tarde se lanza el legendario modelo Kadett, este se convierte en el auto más vendido en Alemania con 107,000 unidades fabricadas hasta 1941.

Opel, la historia detrás del emporio que dio vida al Corsa

Entre 1939 y 1945, tiempos de la II Guerra Mundial, las filiales alemanas de GM surtieron cerca del 70 por ciento de los autos vendidos en el mercado alemán. El emporio ahora con directivos estadounidenses no se opuso al régimen, era un mal necesario que debían aceptar si lo que buscaban era continuar dentro del mercado.

Lo curioso es que durante la II Guerra Mundial, mientras Alemania luchaba contra Estados Unidos, los teutones pagaron a GM los derechos para utilizar las patentes de sus camiones Opel Blitz, un vehículo idéntico al Bedford de las fuerzas inglesas, que por cierto era otra subsidiaria de General Motors.

En 1982 nace el Corsa

Opel, la historia detrás del emporio que dio vida al Corsa

Luego de los conflictos bélicos y debido a que la maquinaria se la habían llevado los soviéticos como reparación de daños de guerra, Opel reanuda actividades en 1947. Una vez que se recuperó de la debacle, lanzan el Olympia y el Kapitan de 6 cilindros en 1948.

Para los 60’s Opel contaba con vehículos de grandes dimensiones como el Diplomat, el Admiral y el Commodore. En 1970 aparece el Ascona A y el deportivo Manta de tracción trasera, modelo que competiría con el Ford Capri.

En 1980 es comercializado el primer Opel con tracción delantera, el Kadett D y 2 años después nace nuestro vehículo consentido, el Corsa, modelo que de inicio se fabricaría en la planta de Figueruelas, Zaragoza, y que marca su expansión hacia España.

En el 84 se presenta la nueva generación del Kadett, el cual sería sustituido por el modelo Astra.

La evolución del emblema de Opel

Opel, la historia detrás del emporio que dio vida al Corsa

El logotipo es fundamental para toda empresa automotriz, y el de Opel tiene una larga tradición.

Luego de su fundación en 1886, el primer emblema utilizado consistía en la V de la victoria con un ciclista circulando entre ella, alrededor contaba con una inscripción que decía “Victory Blitz”, el nombre de uno de los primeros modelos de bicicletas Opel.

Para 1900 se cambió por las dos letras iniciales del nombre y apellido de su creador “A y O”. La “A” era de color bronce, mientras que la O se iluminó en rojo.

En 1906 cambió a una placa de bronce con la leyenda OPEL con su lugar de origen inscrito y rodeado de dos alas estilizadas. Un año más tarde el logo mutó, ahora era un ojo de laurel azul que rodeaba al nombre de la marca con una tipografía muy parecida a la griega.

Opel, la historia detrás del emporio que dio vida al Corsa

Para 1937 es introducido un zeppelín dentro de una “O” amarilla, el simbolismo de la aeronave era el progreso, la O, además de Opel, representaba a la rueda.

En el 47 la “O” se hizo más fina y el zeppelín más delgado y en color plata. Hacia 1954 el Zepelín mutó, ahora mostrando la silueta de lo que pareciera más bien un avión.

En 1964 se eliminaron las aeronaves y se colocó un rayo horizontal, símbolo del poder y energía que aunque con algunos cambios, sigue perdurando hasta nuestros días.

SIN COMENTARIOS

Dejar una respuesta